60 días en el mar

28.06.2006 @ 08:35
Etter 60 dager

A las 8 en punto de la mañana estaremos a 500 millas náuticas de Raroia. Si llegamos a las soleadas playas de acuerdo a lo planeado, podremos ir donde querramos hacia el este de la Polinesia. Esperamos haber podido hacer llegar a ustedes la tradición expedicionaria de Noruega -país bandera de nuestra balsa- y su ilimitado radio de acción. Tahití sigue siendo nuestro destino final, pero la Tangaroa y la comunidad isleña quieren darnos algunas sorpresas antes de Papete (¡!)

Durante algunos días de calma, tuvimos la oportunidad de verificar los troncos. A nuestros amigos en Ecuador, podemos decirles que el trabajo conjunto con Alcan Baltek y los especialistas en madera balsa, ha demostrado ser un éxito. Los troncos flotan sólo unos pocos centímetros menos que al momento del zarpe. Bajo el nivel del mar, las algas han cubierto la superficie de los troncos.

La construcción de la balsa requirió algunos cientos de nudos en los cabos y drisas (sogas y soguillas, respectivamente) de “sisal”, la fibra natural de la que están hechos. Con el invaluable apoyo de la Marina de Guerra del Perú, probablemente hemos construido la balsa más segura del mundo. Cada simple amarre en los troncos principales y en las vigas traversas, fue tiempo invertido por varias personas trabajando en equipo, usando su experiencia y energía. Incluso la cabina de bambú está hecha para resistir grandes olas y temporales. De hecho, luego de algunas borrascas, no hemos tocado un sólo nudo. La balsa y la cabina permancen firmes y sólidas, pero dentro de esta última, la madera cruje fuertemente, desde luego, debido al tremendo esfuerzo generado bajo el mar. Queda algún trabajo por hacer antes de contar con un reporte completo sobre la nevegación, incluyendo el desempeño del velamen hecho por la empresa noruega Seglloftet.

Una considerable cantidad de peces siguió la balsa durante todo el viaje; también hemos visto crecer varios cangrejos entre los troncos, además de “Johannes II”. A diferencia de las aves que nos acompañaron constantemente, sólo pudimos ver tres tiburones. Este contacto tan cercano con el mar que nos rodea es para nosotros un gran privilegio.

A pesar de nuestra breve experiencia, podemos decir que el gobierno de la balsa a través de las islas Tuamotu, no será una tarea difícil. El arribo y anclaje va a ser la prueba la fuego, ¿será la llegada tan dramática como temen algunos? Dependerá de las condiciones climáticas, nuestro trabajo en equipo y la pericia en el gobierno de la balsa. La Tangaroa, hasta el momento, ha demostrado una gran capacidad marinera. Sin embargo, recordemos que la Kon-Tiki fue arrastrada por la corriente hacia los agrestes arrecifes de Takume y Raroia, una barrera de 50 millas casi imposible de franquear.

Luego de dos meses en el mar, seguimos siendo amigos. De hecho, nuestra amistad es mayor que cuando zarpamos del Callao. Aquí es muy fácil discutir los temas, y se consideran las opiniones de toda la tripulación. Un mes antes del zarpe a fines de abril, tuvimos una actividad frenética y no hubo tiempo para conversar largo y tendido. Marzo también fue un mes de mucha presión, debido al abrumador reto logístico. No es por nada, pero a bordo de la balsa todos coincidimos en haber compartido las condiciones ideales para vivir en sociedad. Todos y cada uno de sus miembros acordó seguir las reglas, establecidas para nuestra seguridad y bienestar.

Hoy es nuestro día número 60; “sólo otro día más en la oficina”, como usualmente bromeamos en las mañanas, antes de un baño en la más grande y cristalina piscina del mundo. Muy temprano, Øyvin ha levantado las muestras de mar, que serán envasadas en frascos hechos para tal fin, para su posterior análisis por la Universidad de Bergen. A excepción de alguna eventual e invisible contaminación, la superficie del mar se ve limpia en esta remota parte del Pacífico.

En este momento el sol está brillando, y nuestra velocidad casi alcanza los 3 nudos. Roberto y Bjarne están fileteando un dorado (o perico) de 10 kilos. Øyvin toma las muestras del estómago del pescado. Anders, aún un poco triste por el resultado de su natal Suecia, que cayó ante Alemania en la copa mundial de fútbol, está hablando por teléfono con nuestro productor de videos. Olav está durmiendo luego de su guardia nocturna. Hemos recibido muy buenas noticias de nuestros efectivos contactos en Raroia y Tahití de las cuales hablaremos después. Ahora queremos agradecer a todos ustedes, que siguieron nuestro viaje en el sitio web.


Kommentarer:
Postet av: Rossella

"Buen día, Terai Mateata, a ti y a tus hombres, que han venido a través del mar en pae pae hasta nosotros en Raroia. Sí, un buen día, y que permanezcan largo tiempo y compartan sus recuerdos con nosotros, para que podamos estar siempre juntos aun después de su partida para tierra lejanas. Buen día." Este fue el canto de bienvenida de los habitantes de las islas Raroia a los hombres de la Kon Tiki, en 1947, Thor Heyerdahl, Herman Watzinger, Torstein Raaby, Knut Haugland, Erik Hesselberg y Bengt Emmerik Danielsson. Imagino que las notas de ese hermoso canto celebrarán también a la Tangaroa y a sus navegantes cuando toquen tierra dentro de poco. Gracias por llevarnos a bordo a través de sus relatos y fotografías. ¡Felicitaciones por la hazaña!

28.06.2006 @ 19:37

Skriv en ny kommentar:

Navn:
Husk meg ?

E-post:


URL:


Kommentar:


Trackback
Trackback-URL for dette innlegget:
http://blogsoft.no/trackback/ping/1539889
hits